Física argentina dicta charla sobre microdispositivos en Medicina Reproductiva

    1194

    La doctora en física Verónica Marconi fue invitada por el Núcleo Milenio Física de la Materia Activa y se presentará el miércoles 8 de agosto en Beauchef 851.

     

    En el mundo hay casi 50 millones de parejas infértiles, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Un problema que no ha variado en los últimos veinte años y donde los tratamientos suelen ser complejos y costosos.
    Un área de la física, la microfluídica, podría ser parte de las soluciones que se buscan. Sus investigaciones en materia activa están permitiendo el desarrollo de dispositivos muy pequeños, del orden de unas pocas micras, que ya están dando respuestas a problemas de la medicina reproductiva y de otras áreas de la salud.
    Ese justamente será el foco de la charla “Microfluídica para medicina reproductiva. Desde la física básica… ¿cómo podemos contribuir a desarrollos biotecnológicos para la salud?» que dictará Verónica Marconi, PhD de física e investigadora de la Universidad Nacional de Córdoba y Conicet (Argentina), el próximo 8 de agosto,en el campus Beauchef de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile.

    Marconi, quien fue invitada por el Núcleo Milenio Física de la Materia Activa, dice que el objetivo de su charla es mostrar a los jóvenes estudiantes, cómo desde las ciencias duras, desde la física y específicamente desde la microfluídica, se puede aportar a problemas en salud de relevancia, como la medicina reproductiva, introduciendo nuevas micro-tecnologías en salud. “Ya hay microdispositivos que mejoran los actuales análisis de fertilidad, por ejemplo, los que se hacen con la cámara de Makler, el standard usado hoy en toda clínica. Esa es una investigación que publicamos en Biomicrofluidics, en 2015. También existen los dispositivos “Lab-on-a-chip” (laboratorios en un chip) para la selección espermática bajo microconfinamiento, que mantienen la integridad del ADN luego de la micro-manipulación. O que ya tenemos en el mercado una aplicación para analizar la calidad del esperma, desde un celular, en su casa, evitando toda la problemática de la sociedad y sus prejuicios para ir a la clínica a hacerse dichos análisis”, explica Marconi.

    Materia Activa
    La experta realiza actualmente trabajos multidisciplinarios con biólogos, biotecnólogos y bioingenieros en materia blanda y activa en busca del desarrollo de estos y otros dispositivos, que sólo en los últimos cinco años han aportado desde la microfluídica a soluciones en reproducción, transporte de drogas controlado “y análisis impensables hasta hace muy poco, como la viscosidad de la sangre de un bebé con solo una gota de su dedo. O los llamados “Point of Care”, desarrollos para análisis médicos en lugares de muy bajos recursos, sin condiciones de higiene adecuadas y a bajo costo. Es decir, portabilidad y precio mejoran los recientes desarrollos microfluídicos”, dice.
    En ese sentido, la doctora Marconi destaca el papel que está jugando el estudio de la materia activa en estos avances, que prometen insospechados desarrollos a futuro. “La materia activa puede contribuir a muchos desarrollos biotecnológicos como los mencionados, desde métodos de reproducción in vitro más eficientes, más económicos, con lab-on-a-chip, hasta mejoras en biofertilizantes o en farmacología y enfermerdades con un transporte controlado de drogas con micro-nano-máquinas o microdispositivos”, dice. No es todo, también -comenta- la materia activa está impactando en técnicas y mejoras para filtros de bacterias (ecología-contaminación), para bioremediación; en salud, ya se encuentran en el mercado nuevos catéteres antibacterianos, gracias al estudio de la actividad de las bacterias en distintas superficies nano estructuradas. “Y a futuro lo que viene es trabajar más en el área, para bajar los costos de dichos materiales y lograr aislar toda una sala de operaciones por ejemplo. Este último sería a futuro un gran logro en biotecnología”, afirma.

    CHARLA:
    «MICROFLUÍDICA PARA MEDICINA REPRODUCTIVA»
    DESDE LA FÍSICA BÁSICA… ¿CÓMO PODEMOS CONTRIBUIR A DESARROLLOS BIOTECNOLÓGICOS PARA LA SALUD?
    CONFERENCISTA:
    VERÓNICA MARCONI
    DOCTORA EN FÍSICA, PROFESORA ASOCIADA EN LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA, ARGENTINA E INVESTIGADORA DE CONICET.
    DÍA: MIÉRCOLES 8 DE AGOSTO
    LUGAR: SALA B01, BEAUCHEF 851, SANTIAGO
    HORA: 12:00 a 13:30 horas.

     

    Verónica Marconi
    La Dra. Verónica Marconi es licenciada en Física en la Universidad Nacional del Sur, B. Blanca, doctora en Física en el Inst. Balseiro, en Bariloche, Argentina. La tesis de su doctorado sobe la Dinámica de Vórtices Superconductores recibió el Premio Giambiagi, en 2003, por su calidad en resultados numéricos y su conexión con los experimentos. Del 2002 al 2004 realiza un post-doc en Trieste, Italia, en The Abdus Salam International Centre For Theoretical Physics (UNESCO), donde se forma en física computacional de materiales, en el modelado de fracturas.                      De 2004 a 2006 sigue sus trabajos en vórtices en otro post-doc en Suiza, concentrándose en aplicaciones del efecto ratchet. Aplica desde entonces sus conocimientos de rectificadores a diversos sistemas como los dispositivos magnéticos.                    Contribuyó a diseñar nuevas memorias (patentado) en proyectos de nano-ciencia españoles, durante su estadía en la Univ. Complutense de Madrid, del 2006 a fines del 2007, cuando vuelve al país a establecerse como investigadora del CONICET en el IFEG-Córdoba y en Famaf, Universidad Nacional de Córdoba, donde es profesora adjunta desde 2009, y profesora asociada desde 2015.                           Actualmente, centra sus proyectos, fuertemente interdisciplinarios, en nuevas líneas en materia blanda y activa, desarrolladas en el país desde 2010. Modela la física de micronadadores confinados en micro-dispositivos con vista a aplicaciones microfluídicas en biomedicina (espermatozoides humanos), biología evolutiva (coanoflagelados) y agronomía sustentable, entre otros.