Investigador del Núcleo Milenio se adjudica Fondecyt postdoctoral 2020

    527
    Óscar Paredes, investigador posdoctoral de este centro de excelencia, estudiará dos modelos de materia activa, bajo el patrocinio del director del Departamento de Física de la FCFM de la Universidad de Chile, Felipe Barra.

     

     

     

     

     

    Con un proyecto de investigación que estudiará dos modelos de materia activa, el doctor en Física e investigador posdoctoral del Núcleo Milenio Física de la Materia Activa, Óscar Paredes, se convirtió en uno de los 272 proyectos beneficiados con el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt) postdoctoral 2020.
    El proyecto, que cuenta con el patrocinio del director del Departamento de Física de la FCFM de la Universidad de Chile, Felipe Barra, es una de las 27 iniciativas que fueron beneficiadas con este Fondo en dicha facultad, y supone casi 27 millones de pesos anuales, durante tres años, que cubren la investigación, gastos de viajes y equipos computacionales que se requieren para el proyecto.

    Óscar Paredes (derecha) y Felipe Barra

    Base sólida
    «Nuestra investigación consiste en estudiar dos modelos de la materia activa: partículas autopropulsadas que toman energía del medio y lo transforman en movimiento persistente y partículas pasivas trazadoras, inmersas en un medio compuesto por partículas autopropulsadas, conocido como baño activo. Ambos sistemas se encuentran fuera del equilibrio por lo que la termodinámica tradicional no es suficiente para una descripción satisfactoria de estos», explica Paredes.
    Por eso, lo que buscan en la investigación es extender la termodinámica para poder describir completamente dichos sistemas. «Esperamos que nuestros resultados establezcan una base sólida para el desarrollo de sistemas experimentales que permitan la extracción de energía de baños activos y el transporte eficiente de nadadores autopropulsados», como microrobots artificiales y biológicos, investigaciones que actualmente se trabajan en el Núcleo Milenio.
    Licenciado en Química de la Universidad de Los Ándes (Mérida) y doctor en Física del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Caracas), Óscar Paredes llegó al Núcleo Milenio Física de la Materia Activa, en 2018, para estudiar y describir la termodinámica de este tipo de materia.
    Con un posdoctorado en el Laboratorio de Dispersiones e Interfaces del Centro de Estudios Interdisciplinarios en Física (IVIC), sus áreas de investigación son termodinámica estocástica; movimiento browniano; teoremas de fluctuaciones; segunda ley de la termodinámica; materia activa y procesos estocásticos.

    Reconocimiento al trabajo realizado                                                                          El Fondecyt Posdoctorado 2020 es un nuevo e importante paso en su carrera. «Para mí es muy importante haber ganado este proyecto, porque representa un reconocimiento al trabajo que hemos venido realizando, reafirmando su relevancia para el desarrollo científico y tecnológico. De igual manera me permitirá disponer de los medios necesarios para establecer conexiones con otros grupos de investigación, tanto nacionales como internacionales, que permitan fortalecer el intercambio de conocimiento que es clave en el desarrollo científico y académico tanto para mí, como para el grupo. Obtener este Fondecyt durante mi estadía en el Núcleo Milenio es un indicativo de la importancia de la investigación que llevamos a cabo y estoy seguro que permitirá el crecimiento de nuestras labores científicas», dice el doctor Paredes.

    ¿Qué es la materia activa?
    Los físicos llaman materia activa a todos los sistemas  compuestos por muchos elementos biológicos o artificiales, donde cada individuo tiene la capacidad de extraer energía del ambiente para generar movimiento o autopropulsarse. 

    Ejemplos de materia activa son las bandadas de aves, los bancos de peces y otros colectivos de animales que parecen moverse de manera sincrónica y organizada, a tal punto que el enjambre se ve como si tuviera vida propia. Lo mismo sucede a nivel más pequeño: suspensiones de bacterias, tejidos celulares y nadadores artificiales muestran sorprendentes e impredecibles movimientos grupales. 

    ¿Por qué es importante estudiar la materia activa? Como la materia activa presenta muchas facetas de la física de no equilibrio, es un prototipo perfecto para construir y probar un nuevo marco teórico para todos estos tipos de sistemas.